Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

La Armada de México tiene un déficit de al menos 308 médicos, enfermeras, anestesiólogos, gineco obstetras, internistas neurólogos y de otras especialidades, que debieron cubrirse antes de que el Hospital General Naval de Alta Especialidad fuera inaugurado por el que el presidente Felipe Calderón el pasado 19 de diciembre.

El mayor rezago se presenta en el área de Enfermería Especializada, en donde existen 113 vacantes, según la Marina.

El HGNAE -cuya construcción y equipamiento tuvo un costo de 630 millones de pesos-  entró en funciones luego de su inauguración, en la que se anunció ante el presidente Calderón que el hospital atendería a una población de alrededor de 250 mil personas, entre marinos militares y sus familiares.

El hospital, según la Marina, contaría con una “plantilla autorizada de 1,481elementos” y una capacidad instalada de 150 camas censables y 85 no censables.

Sin embargo, a la fecha la Armada de México sigue sin cubrir las 308 plazas de médicos especialistas, técnicos, laboratoristas y enfermeras que hacen falta en el HGNAE. De acuerdo con la propia secretaría, mediante sus direcciones generales de Recursos Humanos y de Sanidad Naval, el déficit de médicos especialistas es de 126 elementos, mientras que en el área de Enfermería Especializada es de 182 elementos.

En la convocatoria lanzada por la Semar para cubrir las plazas vacantes en el HGNAE sobresale la falta de personal en Medicina Interna (10 plazas vacantes), en Gineco Obstetricia (16 plazas vacantes), Radiología e Imagen (8 plazas), así como en las áreas de Cirugía General (8 plazas), Anestesiología (8 vacantes), Urgencias (7 vacantes) Medicina Intensiva.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone